5 Consejos para la autoedición de libros

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on telegram

En primer lugar, antes de darte algunos consejos clave sobre la autoedición de libros, queremos aclararte la diferencia entre autopublicar un libro y autoeditarlo. Recibimos a diario muchas consultas en las que los dos procesos se entienden como uno solo, pero no es así.

Se puede editar y no publicar un libro, y al contrario, publicar sin haberlo editado. Para que lo entiendas de forma sencilla, la obra se edita precisamente para transformarla en libro y poder llegar a publicarla.

Nosotros publicamos o imprimimos una cantidad determinada de libros, por ejemplo 50 ejemplares pero solo se edita uno solo. Esta es la principal diferencia entre autoedición de libros y publicación o impresión de libros.

Una vez que tenemos clara la diferencia, vamos a darte algunos consejos que te serán de gran ayuda en la autoedición de libros:

Escribe en el formato adecuado desde el principio

Puede que no hayas caído en este detalle, pero te ahorrará mucho tiempo una vez que tengas finalizada la obra. Te aconsejamos escribir directamente en el formato que hayas elegido, para así poder ir retocando la maquetación sobre la marcha y poder ir orientándote sobre el número de páginas que llevas escritas.

Si vas a lanzarte al mundo de la edición de libros y además eres autor novel, te recomendamos no escribir una obra muy extensa, ya que los lectores solo suelen atreverse con obras extensas cuando el escritor ya es reconocido.  

Corrección profesional de la obra

Una vez hayas terminado de escribir tu obra al completo, te recomendamos contratar los servicios de un corrector profesional. Aunque tú lo hayas revisado una y otra vez y creas que está listo para ser publicado, si tu obra pasa por el filtro de un corrector profesional, comprobarás pequeños detalles que seguro se te habían pasado por alto.

Es importante que lo tengas en cuenta desde un principio, ya que si tienes que reeditar tu obra, esto repercutirá como gasto en beneficios o PVP de la obra.

Diseña una portada para tu libro

En la autoedición de libros debes tener en cuenta el diseño de tu portada. Puede que tengas una imagen en mente, fotografía o dibujo que plasme exactamente aquello que quieres transmitir, solo tienes que darle forma.

En este caso, puedes hacer exactamente lo mismo, o bien contratar los servicios de un diseñador profesional o lanzarte al mundo del diseño de forma sencilla.

No tienes qué ser un experto en Photoshop, ahora existen programas gratuitos que pueden serte de gran ayuda como Canvas o GIMP, muy fáciles de usar y con los que conseguirás resultados profesionales.  

Busca presupuestos para imprimir bajo demanda

Ahora sí, ya tienes la obra finalizada y con su portada definitiva, es el momento de publicar tu libro y la opción que más te conviene es imprimir bajo demanda. El depósito legal es un requisito obligatorio que cualquier imprenta debe gestionarte.

Solo se hace por primera vez cuando pides la impresión de una tirada de un libro, las posteriores veces que necesites reimprimirlo no será necesario.

Promociona tu libro

Antes de promocionarlo, además del depósito legal, debes haber calculado el PVP con sus márgenes de beneficio, obtener el ISBN y código de barras para poder comercializarlo.

Una vez tengas todo esto, te recomendamos diseñar una buena estrategia de marketing, acorde a tus posibilidades y a tus medios. No hace falta que inviertas muchos recursos económicos para hacer ruido en redes sociales, por ejemplo.

Esperamos que toda esta información sobre la autoedición de libros te haya sido de gran ayuda. Ponte en contacto con nosotros si necesitas publicar, editar o distribuir tu libro, estaremos encantados de poder ayudarte.