Errores comunes al enviar archivos a imprenta y cómo evitarlos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp

En el post de hoy, queremos hablarte de los errores comunes al enviar archivos a imprenta y cómo evitarlos. Y es que muchos de nosotros encontramos una gran dificultad a la hora de enviar trabajos para imprimirlos de manera correcta.

Errores que al final ralentización el trabajo de imprenta y además, genera grandes cantidades de estrés, tanto al cliente como al propio equipo de producción.

Por eso, te explicamos una serie de errores típicos de imprenta que se pueden evitar fácilmente, para así aumentar la eficiencia y productividad en tus pedidos.

Errores ortográficos

Antes de finalizar por completo tus documentos, sino has contratado previamente una revisión profesional, es muy importante que revises el texto con cuidado para evitar faltas de ortografía, ya que la imprenta no las revisará. Esto es clave para no tener que imprimir el mismo trabajo dos veces.

Tamaño de impresión

Este es uno de los errores de imprenta más comunes. Es crucial que el formato de escojas en tu archivo, sea exactamente del tamaño en el que quieras imprimirlo después. Así, evitaremos futuros problemas de adaptación en los textos, sangrado, márgenes o imágenes que puedan moverse.

Da igual si quieres imprimir libros, folletos o carteles, siempre hay que tener en cuenta el tamaño de impresión.

Tamaño de la tipografía

Es necesario que te asegures de que el tamaño de la fuente sea de al menos 8 puntos, para así evitar que leer nuestro texto se convierta en algo difícil y tedioso de leer. De la misma manera, el tamaño del texto se deberá ajustar al tamaño del papel. Cuanto más grande sea el papel donde vayamos a imprimir, mayor será la distancia del lector al papel y por tanto mayor tendrá que ser el tamaño del texto.

Modelo de tipografía

Por el mismo motivo que en el punto anterior, deberás elegir una tipografía que se ajuste a tu objetivo, es decir, aquello que quieras transmitir al lector. Debe ser fácil de leer, por eso recomendamos elegir tipografías limpias y estéticas que sean de fácil lectura.

Sangrado y distancias de seguridad

Para evitar que se puedan cortar elementos importantes, es necesario dejar por lo menos 3mm de distancia entre estos y el corte del material, así nos aseguraremos de que siempre estarán completamente visibles.

Si lo que queremos es evitar que queden márgenes blancos después del corte, deberemos dejar por lo menos 3mm, siendo recomendable 5mm, de sangre a cada lado. De esta manera dejaremos un margen de oscilación de corte y nos aseguraremos de que nuestro texto o diseño ocupará todo el papel.

Calidad de impresión

Al igual que el tamaño de impresión, la calidad de impresión es clave para un resultado final óptimo.

Para la mayoría de trabajos, será necesaria una resolución de al menos 150ppp, siendo 300 ppp la resolución ideal de imprenta, con la que evitaremos el molesto look “pixelado”. Para formatos muy grandes como lonas o vallas publicitarias podremos usar una resolución de 150ppp porque la distancia desde el ojo al cartel será mucho mayor.

Colores en la impresión

Aunque muchos estemos acostumbrados al modelo RGB, aconsejamos CMYK para la impresión profesional.

El modelo RBG se verá bien en pantalla, pero a la hora de imprimir puede haber diferencias bastante notables que probablemente empeoren el aspecto de nuestro trabajo.

Este error de impresión, normalmente no puede solucionarlo la imprenta contratada, así que tenemos que asegurarnos de que el proyecto se realiza en CMYK en todo momento, ya que este formato “apaga” los colores que en el modelo RBG se ven más llamativos y puede cambiar significativamente el aspecto del trabajo.

Si tienes cualquier duda, puedes ponerte en contacto con nuestro equipo de diseño directamente y te ayudaremos a evitar cualquier error de impresión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.