Formatos de papel: medidas y principales usos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on telegram

Si trabajas en una oficina, seguro es que estés familiarizado con más de un formato de papel sin apenas saberlo. Mira a tu alrededor y encontrarás algún A4 e incluso algún A5 repleto de apuntes. ¿Sabes de qué estamos hablando?

Seguro que si,  nos estamos refiriendo a folios y blocs de notas. Es más, nos arriesgamos a decir que has impreso más de un trabajo utilizando incluso algún A3. Pero bueno, nos dejamos de misterios y vamos a explicarte de una vez por todas, cuales son las medidas y usos de los formatos de papel más utilizados.

Normativa ISO 216 en los formatos de papel

Para que puedas entender en base a qué se rige los distintos formatos de papel DIN, te presentamos la normativa ISO 2016, con la que se crea un estándar internacional. Así, mediante esta normativa, todos los países europeos pueden hablar en el mismo idioma.

Como puedes imaginar, se parte de un formato superior (A0) y de ahí se comenzarían a crear subdivisiones sobre el mismo, llegando hasta el A10. Aquí te dejamos una imagen donde puedes ver cómo quedaría cada uno de los formatos.

Formatos, tamaños y usos

En primer lugar, tienes que saber que cuando hablamos de usos, nos referimos a los usos más comunes que suelen recibir cada tipo de formato. Obviamente, no se trata de algo estandarizado, por lo que podrás utilizar cualquier formato para cualquier otra cosa.

Formato A0 (841 x 1189)

Es el formato matriz, es decir, de donde parten el resto de formatos. Se trata del formato más grande de todos y es utilizado normalmente por profesionales. Sobre todo por diseñadores gráficos y copisteros, ya que les facilita mucho el trabajo.

De manera excepcional, también puede utilizarse para carteles publicitarios, aunque no es lo más habitual.

Formato A1 (594 X 841)

Se trata de un formato de gran tamaño, por lo que su uso más común es para cartografías, posters, carteles o cualquier soporte publicitario que necesite comunicar un mensaje en grandes dimensiones, sin cortes.

Formato A2 (420 x 594)

Como puedes ver en la imagen, es aproximadamente la mitad que el formato anterior (así en todos los formatos). Los usos más comunes para el A2 son de diseño, fotografía, carteles, calendarios de pared o diagramas.

Formato A3 (297 x 420)

Junto con el A4, uno de los formatos más comunes y utilizados. Tan estandarizado que existen impresoras para este tipo de formato. Al tratarse de un formato más asequible, por su tamaño, los usos son mucho más variados.

Por ejemplo, suele utilizarse para imprimir dibujos, gráficos, poster, fotografías, revistas, diplomas o partituras. Incluso, es un buen formato para imprimir mapas, por ejemplo en congresos, centros comerciales o rutas.

Formato A4 (210 x 297)

¿Quién no ha utilizado un folio a lo largo de su vida? Todo el mundo conoce este formato. Es el más utilizado para los documentos estándar, cartas, formularios, cuadernos, libros de aula, acuerdos, contratos, revistas y un largo etcétera.

Al tratarse de un formato tan estandarizado, no tiene usos concretos, sino que posee una amplia gama de posibilidades.

Formato A5 (148 x 210)

El formato bloc de notas. Estamos seguros, que su formato tan manejable te ha salvado la vida en más de una ocasión. Al igual que los bloc de notas, el A5 también puede ir bien para la impresión de libros, revistas o folletos.

Formato A6 (105 x 148)

Este es el típico formato que reconocerás como tarjeta postal o tarjeta de felicitación. Además, el tamaño de la hoja A6 es perfecto para imprimir folletos, agendas de bolsillo o libros de bolsillo.

Formato A7 (74 x 105)

En este formato, ya hablamos de unas dimensiones muy reducidas, por ejemplo, un calendario de bolsillo. Muy útiles para marcar días o fechas señaladas que no queremos olvidar y poder tenerlo siempre a mano.

También, folletos o tarjetas de felicitación.

Formato A8 (52 x 74)

Este último, cabe en tu cartera. Las tarjetas de fidelidad o de visita son un buen uso para este tipo de formato. Solo tienes que abrir tu imaginación para conseguir que tu cliente potencial, quiera conservar tu tarjeta.

Esperamos haberte aclarado todas las dudas, sobre los diferentes formatos y sus usos. Si estás pensando en imprimir cualquier proyecto en alguno de estos formatos, solo tienes que ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de ayudarte.