¿En qué consiste la encuadernación fresada?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on telegram

La encuadernación fresada es otro de los tipos de encuadernación disponibles que estamos descubriéndote en nuestro blog. Hoy hablamos sobre uno de los más extendidos gracias a su sencillez y bajo coste. No te lo pierdas.

En qué consiste la encuadernación fresada

La encuadernación fresada comenzó a tener su mayor auge a finales del siglo XIX. Se trata de un tipo de encuadernación muy extendido gracias a su rapidez de elaboracón y funcionalidad, así como por su gran calidad.

Este tipo de encuadernación, también conocida como encuadernación rústica fresada, consiste en «fresar» el borde del bloque de hojas (es decir, ) para que, posteriormente, la cola penetre con facilidad y se adhieran las hojas en bloque y, al mismo tiempo, a la cubierta.

Es la encuadernación más extendida en, por ejemplo, libros de bolsillo. Es muy popular en impresión digital, ya que permite imprimir las hojas por separado «en taco» y luego encolarlas a la cubierta.

Tipos de encuadernación rústica fresada

  1. Encuadernación rústica fresada o encolada a la americana. Una vez alzadas las hojas se colocan en bloque, se fresa el lomo, se encola y se pega la cubierta. En este tipo de encolado se emplea la cola EVA.
  2. Encuadernación rústica fresada con cola PUR. Mayor consistencia que la anterior y equiparable a la encuadernación rústica cosida. El procedimiento es idéntico al anterior pero se emplea cola de mayor densidad y resistencia, de modo que ofrece mayor sujeción. El nombre proviene del acrónimo de «Poly Uretano Reactivo» (PUR), el principal compuesto de la cola adhesiva de gran resistencia que se utiliza.

También se denomina «encolada a la americana» debido a que se utilizó de forma masiva en Estados Unidos para encuadernar libros de bolsillo y cómics.

Encuadernación fresada

Características

La principal particularidad de este tipo de encuadernación es que siempre debe ser rústica (tapa blanda), nunca de tapa dura o cartoné.

Además, en la encuadernación fresada los pliegos deben ser de, como máximo, 16 páginas.

En el caso de usar cola EVA, la encuadernación de los libros en papel se realiza con un gramaje que va de los 80 gramos a los 115 gramos.

Podrás identificar este tipo de encuadernación mirando el lomo desde la parte superior del libro. La cola será perfectamente visible. Y, en el caso de la cola EVA, de un color más bien amarillento.

Otros tipos de encuadernación. Puedes ver otros tipos de encuadernación en nuestro blog en la categoría «Tipos de encuadernación».

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.