La encuadernación rústica, comúnmente denominada «tapa blanda»

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on telegram

Hoy en el blog de Lozano Impresores te contamos en qué consiste la encuadernación rústica, también llamada «tapa blanda», encuadernación perfecta o perfect binding. ¿Quieres saber más sobre este tipo de encuadernación tan popular? Sigue leyendo.Esta encuadernación hace referencia al tipo de encuadernación en la que el libro se forra únicamente con una cubierta de papel o de cartón fuerte. El libro puede estar cosido o encolado indistintamente y generalmente la cubierta (portada y contraportada) va encolada al lomo.

Características de la encuadernación rústica

A pesar de que la encuadernación rústica se conoce comúnmente como «tapa blanda», lo cierto es que la cubierta no tiene que ser necesariamente flexible, aunque suele ser así.

Materiales: Gasa, hojas, pegamento (cola), cartón industrial y propalcotec.

Partes del libro: Cuerpo, lomo, guarda, tapa y bisagra.

Tapa: Cubierta protectora del libro.

Guardas: Unión del cuerpo y la cubierta para que el cuerpo no se suelte.

Cuerpo: Donde encontramos la información.

Gasa: La gasa tiene la función de agarrar el cuerpo para obtener mayor resistencia y durabilidad.

Libro con encuadernación rústica - mockup

Este tipo de encuadernación se puede realizar mediante dos procesos:

  1. Rústica pegada (fresado sin coser). Procedimiento mediante el cual las hojas se pegan entre si por el filo y, después, de pega (encola) a la cubierta.
  2. Cosido con hilo. Procedimiento donde se cosen las hojas entre sí, lo que ofrece mayor durabilidad. Después de encolan a la cubierta.

Usos comunes de la encuadernación rústica

Este tipo de encuadernación se utiliza generalmente en libros (por ejemplo, novelas de tamaño bolsillo), revistas, catálogos, dossieres y un largo etcétera. Uno de los objetivos más claros en este tipo de encuadernación es el bajo coste que supone, bastante por debajo del coste que supone la encuadernación cosida.

Teniendo en cuenta la durabilidad, la encuadernación rústica fresada ofrece menos que la cosida. Es por ello que conocer el uso que se le vaya a dar es indispensable para decidir un tipo u otro.

Puedes ver otros tipos de encuadernación en nuestro blog en la categoría «Tipos de encuadernación».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.