La encuadernación térmica: unión duradera gracias al calor

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on telegram

La encuadernación térmica es un proceso mediante el cual se unen de forma fácil y rápida las hojas de un libro, revista o catálogo entre sí. Conoce todos los detalles de este tipo de encuadernación en nuestro post de hoy.Como hemos visto en otros artículos de nuestro blog, hay multitud de formas de encuadernación y cada una de ellas tienen sus particularidades y recomendaciones de uso. Hoy hablamos acerca de la encuadernación térmica.

La encuadernación mediante calor permite utilizar una cubierta de tapa flexible o de tapa rígida. La elección del tipo de cubierta es completamente a gusto del consumidor, ya que esta encuadernación acepta cualquiera de ellas.

Cómo se realiza la encuadernación térmica

Si la palabra «térmica» te recuerda a «calor», has acertado. El proceso para una encuadernación de este tipo es mediante el uso de calor, sin necesidad de fresar al lomo. Una temperatura elevada se aplica gracias a una maquinaria específica en la que se colocan las hojas del libro correctamente dispuestas. Se extiende cola y posteriormente se aplica el calor para que todas las hojas queden selladas, unidas entre sí para conseguir un buen resultado.

Posteriormente, una vez se comprueba que todas las hojas están fijadas, se encola la cubierta al lomo del libro. De este modo se consigue un resultado satisfactorio y duradero.

Encuadernación térmica de revistas

Usos y durabilidad

Este tipo de encuadernación se utiliza fundamentalmente para impresiones que no excedan las 50 páginas. Sin embargo, el número de páginas puede variar en función, sobre todo, del gramaje del papel. Las 50 páginas hacen referencia a un papel con un gramaje de alrededor de 80-85 gramos. Evidentemente, a más gramaje del papel menos páginas podrán unirse mediante la encuadernación térmica. En resumen, libros, revistas y libros con un volumen bastante limitado.

La durabilidad de este tipo de encuadernación es menor a, por ejemplo, la encuadernación rústica fresada. Debemos tener en cuenta que este tipo de encuadernación únicamente va encolada, no fresada al lomo, por lo que afecta directamente a su durabilidad.

Otros tipos de encuadernación

Puedes ver otros tipos de encuadernación en nuestro blog en la categoría «Tipos de encuadernación».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.