Lo que necesitas saber sobre el papel imantado

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on telegram

El papel imantado, o papel con imán, es un material revolucionario que permite imprimir directamente sobre él sin necesidad de adherirlo posteriormente a un imán. Sin duda un material único para proyectos especiales. Las propiedades del imán confieren un atributo único a todos nuestros proyectos. Lo principal es tener una buena idea y desarrollarla a partir de este papel imantado. Por eso, te explicamos las principales características y usos del mismo.

Características del papel imantado

El papel imantado tiene un grosor de 330 micras y no es posible seleccionar otro grosor, ya que es el indicado para la impresión digital de este material.

Se puede imprimir en una tinta (negro) y en cuatricromía sin ningún problema y con una calidad excelente.

Este tipo de papel se puede imprimir en prácticamente cualquier forma y tamaño. Dentro de nuestros estándares se encuentran las siguientes medidas:

  • 5,5 x 7,5 cm.
  • 5,5 x 8,5 cm.
  • 10 x 15 cm.
  • 12 x 12 cm.
  • 7,4 x 10,5 cm (A7).
  • 10,5 x 14,8 cm (A6).
  • 14,8 x 21 cm (A5).
  • 21 x 29,7 cm (A4).
  • 21 x 21 cm.

Aplicaciones e inspiración

Los imanes pueden colocarse sobre cualquier superficie magnética, así que imagina la cantidad de productos que puedes conseguir con un poco de imaginación.

Calendarios imantados para publicidad, organizadores semanales o mensuales, tarjetas de visita imantadas… ¡El límite está en tu imaginación! Lo importante es ser original y pensar a lo grande, luego ya nos ocuparemos nosotros de hacer realidad tus ideas, materializarlas.

¿Empezamos?

Si quieres consultar otros tipos de papel puedes ver nuestra categoría de tipos de papel.