La encuadernación de tapa dura o «cartoné»

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on telegram

La comúnmente conocida encuadernación de tapa dura también se denomina «cartoné» (del francés cartonée: «encartonada»). Uno de los tipos de encuadernación más extendidos, sobre todo en la encuadernación de libros. Descubre los detalles en el post de hoy de El blog de Lozano Impresores.
La encuadernación de tapa dura es una de las más extendidas en todo tipo de libros, especialmente en novelas.

Qué es la encuadernación de tapa dura

La encuadernación en cartón o cartoné es similar a la encuadernación en rústica, pero en este tipo de encuadernación se realiza la cubierta con cartón en lugar de papel. De este modo, la cubierta presenta un acabado más resistente y con una duración mayor.

Además, este tipo de encuadernación proporciona un acabado con mucha más presencia que la encuadernación de tapa blanda.

Las particularidades de este tipo de encuadernación es que puede ir cosido o encolado. Pegada al lomo está la cubierta rígida de cartón (de ahí el nombre de encuadernación en cartoné). Las caras interiores de las tapas son de papel (denominadas guardas) y la parte interior del lomo suele ser de tela o de papel.

Encuadernación tapa dura
Encuadernación tapa dura

Usos de la encuadernación de tapa dura o cartoné

Muchos de los libros que se publican cumplen unos estándares que, de un modo u otro, permiten que se encuaderne con un método u otro. Sin embargo, dependiendo del uso que se le vaya a dar a dicho libro, la calidad que quiera dársele y el presupuesto con el que se cuente, la decisión será una u otra.

Actualmente, la tapa dura se utiliza en la publicación de cuentos, novelas, libros de recetas, biografías, de referencia o consulta, libros de gran formato (Coffee Table Book) o monografías.

Otros tipos de encuadernación. Puedes ver otros tipos de encuadernación en nuestro blog en la categoría «Tipos de encuadernación».