¿Qué es el papel couché y para qué se utiliza?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on telegram

El papel couché, también denominado papel recubierto, se define a la perfección en su propio nombre. Este tipo de papel va recubierto por una o varias capas que le proporcionan un aspecto suave y liso.

¿Cómo es el papel couché?

El papel couché​ es un papel cuyo exterior es recubierto por una o varias capas de productos que le confieren diferentes cualidades, incluyendo peso, superficie, brillo, suavidad o reducción a la absorbencia de tinta.

Una de sus características principales es que dispone de una base de recubrimiento que lo compacta. De este modo, se le otorga una superficie lisa y suave, a diferencia de papeles porosos como por ejemplo el papel offset.

Es importante tener en cuenta que, a diferencia de otros tipos de papel, el papel couché no puede diferenciarse de otros tipos de papel en una simple imagen. No cuenta con un efecto como por ejemplo el del papel reciclado, que en una fotografía de buena calidad es fácil ver el acabado y porosidad.

¿Qué aplicaciones tiene?

Este tipo de papel tiene multitud de usos. Es frecuente emplearlo para la impresión de carteles o pósteres, portadas, tarjetas de visita y etiquetas, entre muchos otros.

Su uso es muy frecuente en publicidad exterior, debido a sus posibilidades y duración.

Además, este papel puede encontrarse en diferentes gramajes que determinarán la consistencia del papel y, por ende, su durabilidad: 350, 250, 100 g/m², etc.

Este papel permite que se pueda plastificar, aplicar reserva UVI, incorporar tintas especiales que proporcionen acabados muy diferentes.

En definitiva, se trata de un papel de uso muy común y tremendamente versátil.

Si quieres consultar otros tipos de papel puedes ver nuestra categoría de tipos de papel.