Papel offset, ¿qué es y qué características tiene?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on telegram

El papel offset es uno de los más comunes en todo tipo de impresiones, domésticas y profesionales. Es el más extendido en copisterías, para realizar fotocopias. El folio que todos conocemos. Es por eso que nos será muy fácil encontrarlo, pero es conveniente saber sus características, los tipos de gramaje y sus aplicaciones y usos.

Características del papel offset

Los gramajes de este tipo de papel oscilan entre los 80 g/m² a 240
g/m² .

Se trata de un papel sin revestimiento que proporciona una absorción de tinta notable gracias, también, a su porosidad.

Cuenta con una amplia gama de gramajes, como ya hemos visto y, además, se encuentra en numerosos colores y calidades.

Al tratarse de un papel sin revestimiento no proyecta reflejo de ningún tipo, lo que es muy recomendable para muchos productos de impresión.

Usos y aplicaciones

Como hemos comentado, este papel es de los más extendidos gracias a su versatilidad. Es común utilizarlo en la impresión de libros, revistas, catálogos… en sus diferentes acabados.

También es recomendable para todo tipo de sobres, papel de carta (hojas membretadas) o papelería publicitaria como por ejemplo flyers, folletos publicitarios o tarjetas de visita.

Un uso muy extendido, sobre todo en el sector editorial, es para cuadernos de trabajo. ¿Por qué? El papel offset, gracias a su porosidad, permite que se escriba sobre él con mucha facilidad, sin que provoque borrones en el trazo. Además, también se puede borrar y volver a escribir sobre él. Idóneo para cuadernos escolares o educativos.

Si quieres consultar otros tipos de papel puedes ver nuestra categoría de tipos de papel.